Telesalud


Icono de doctores con los elementos tecnológicos

Telesalud

 

Significa la atención a distancia de profesionales de la salud, más allá de los médicos, ofrecen a sus pacientes mediante el uso de tecnologías, servicios electrónicos y de telecomunicaciones.

 

Telemedicina

 

Es la práctica de atención médica a distancia incorporando tanto el diagnóstico, el tratamiento y la educación médica mediante el uso de recursos tecnológicos para optimizar los servicios   de   atención   en   salud.   Los   mismos   deben   incluir, pero   sin limitarse, servicios complementarios e instantáneos a la atención de un especialista; diagnósticos inmediatos por parte de un médico especialista en un área o región determinada; educación remota de alumnos de las escuelas de enfermería, profesionales de la salud y medicina; servicios de archivo digital de exámenes radiológicos, ecografías, emergencias médicas y otros.  En el caso de Centros de Rehabilitación se incluirá para fines de Telemedicina a terapistas físicos, terapistas ocupacionales y terapistas del habla.

 

La práctica de  la  Telemedicina  debe  tomar  en  consideración  aquellos  aspectos  según definidos por el “Center for Medicare Services” (CMS, por sus siglas en inglés), a los fines de que “Ley para el Uso de la Telemedicina y la Telesalud en Puerto Rico”[Ley 168-2018, según enmendada]Rev. 19 de noviembre de 2020, las consultas efectuadas puedan ser consideradas para reembolso por “Medicare”, “Medicaid” otros planes médicos.

 

 

Ventajas de la telemedicina

 

Facilitan estrategias de mitigación para la salud pública dado que aumentan el distanciamiento social. Estos servicios pueden ser una opción más segura para el personal de atención médica y los pacientes al reducir potenciales exposiciones infecciosas.

 

  • Protege proveedores y pacientes
  • Reduce los costos
  • Aumenta el acceso a cuidado médico
  • Reduce tiempo de espera del paciente
  • Provee data para la toma de decisiones
  • Aumenta la eficiencia y mejora resultados

 

La telemedicina se puede aplicar en lugares tales como comunidades rurales, alejadas.  La telemedicina ha demostrado tener un gran impacto en la salud. Evita los desplazamientos innecesarios de los pacientes, oficinas médicas u hospitales. Reduce los costos y los riesgos asociados con la movilización, no solo de los pacientes y sus cuidadores, sino también de los profesionales de la salud; disminuye los días de hospitalización de los pacientes; facilita el flujo de la información en y entre las instituciones, facilita prestar servicios de atención médica en lugares aislados o áreas rurales, y además promueve la capacitación continua de los profesionales de la salud.

 

Utilidad de la telemedicina

 

  • Evaluación de situación del paciente
  • Evaluación y recomendación de laboratorios
  • Evaluación de Alta
  • Seguimiento a servicios y procedimientos
  • Reconciliación de medicamentos
  • Mensajes, recordatorios y educación en salud

 

Telemedicina en Tiempos de Covid ( según CMS Waiver 1135)

 

  • Retardar la propagación del virus
  • Proveer un beneficio fácil de usar para contener y retardar el contagio con el virus
  • Mantener las personas en sus casas con acceso al cuidado médico necesario y limitar el contagio en las comunidades
  • Evitar y limitar que las personas sanas y los profesionales de la salud tengan  exposición al virus

 

Tipos de Telemedicina

 

 

  • ASINCRONICA: Se reciben solicitudes de remisión a diferentes especialidades por parte de los médicos generalistas. Un médico experto valora que los datos estén completos y envía los resultados para la revisión y opinión del médico especialista. Las teleconsultas asíncronas, se desarrollan mediante el envío de información clínica, y su posterior asesoramiento ocurre tiempo después; un ejemplo claro de este tipo es la teledermatología, en donde en ocasiones se envían imágenes dermatológicas adjuntas en E-mail para referir consultas o compartir casos clínicos, igualmente en páginas como la NHS en Inglaterra, se asesora al paciente acerca de los síntomas que presenta. Una de las mayores ventajas de la teleconsulta asíncrona, llamada generalmente como de "almacenamiento y envío" ("store-and forward" en inglés) radica en que las partes involucradas no tienen que estar presentes en la transferencia de la información. Adicionalmente, poseen la capacidad de capturar y almacenar imágenes estáticas o en movimiento del paciente, así como audio y texto, lo cual brinda una mayor información clínica que se refleja en la calidad de los diagnósticos. Estas aplicaciones son muy utilizadas en la teledermatología, teleoftalmología, teleneurología y otorrinolaringología, y poseen la ventaja de ser económicos, e ideales para alto volumen de trabajo y pruebas
  • SINCRONICA: Las teleconsultas sincrónicas se desarrollan en tiempo real (término más utilizado en el ámbito internacional), involucrando la participación tanto de los pacientes como de los profesionales en salud en el envío de la información, utilizando en ocasiones sofisticadas tecnologías en telecomunicación.

En este modelo, desde un hospital local, el paciente es atendido en tiempo real por el especialista, haciendo uso de las nuevas tecnologías de la información y las telecomunicaciones. 

En estos procesos interviene el paciente, el medico remisor, el personal direccionador y el medico de referencia.

  • Telecuidado - Refiere a equipos en la casa que permiten la vida independiente y emiten datos y alertas a los cuidadores. El telecuidado es un sistema de monitoreo para las personas mayores o dependientes. El servicio innovador consiste en un dispositivo usable escondido bajo la apariencia de un simple reloj, conectado 24x7 a una unidad de control central, que recibe los signos vitales, la ubicación y las señales del usuario. Si se detecta una situación de emergencia, nos ponemos en contacto con el usuario, familiares y organismos de atención de emergencias si es necesario.
  • Tele-monitoreo - Facilita el autocuidado con equipos electrónicos. Los datos van a un repositorio. Consiste en la medición, observación e inclusive hasta la modificación del curso de uno o más parámetros vitales de un paciente a través de medios electrónicos y de comunicación remota. Entre estos parámetros se encuentran, por ejemplo, el pulso, la respiración, la presión arterial, la glucosa y oxigeno sanguíneos, y muchos otros.

Teleconsulta- Comunicación remota entre paciente y proveedor.  Se trata de un sistema que emplea la informática y la telecomunicación con el propósito de brindar asistencia sanitaria de manos de un personal especializado.

En palabras sencillas, la teleconsulta es un programa que consiste en el intercambio de información médica por medio electrónicos. ¿Cuál es el propósito? En muchas ocasiones los pacientes no pueden asistir a la consulta por sus circunstancias. Este sistema mejora la calidad de los servicios médicos, independientemente donde se encuentre será posible ser atendido por un especialista.

Al tener sus documentos médicos, el médico podrá definir su diagnóstico y tratamiento. Es un programa que se encuentra disponible los 365 días del año y las 24 horas del día.

Tecnología de telemedicina o telesalud

Dispositivos, medios o recursos tecnológicos que permiten comunicaciones electrónicas e intercambio de información entre un médico o profesional de salud, en una ubicación y un paciente en otra ubicación con o sin la interacción de un encuentro tradicional en persona.

Base legal

 

Ley Núm. 139 de 1 de agosto de 2008, según enmendada, conocida como “Ley de la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica”, la Ley núm. 168 de 1 de agosto de 2018, 20 L.P.R.A sec 6001 es. seg.  conocida como “Ley para el Uso de la Telemedicina en Puerto Rico”, la Ley Núm. 38 de 30 de junio de 2017, según enmendada, conocida como “Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme del Gobierno de Puerto Rico”; Ley 40 de 2 de febrero de 2012, conocida como “Ley para la Administración e Intercambio de Información de Salud de Puerto Rico”; Reglamento General Núm.  8861 en los artículos 6.15 y 6.16 de la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica de Puerto Rico, así como cualquier otra ley aplicable a esos efectos en Puerto Rico y el “Puerto Rico Health Information Network” (PRHIN).

Ley Núm. 68 del 16 de julio de 2020 según enmendada, conocida como “Ley para el uso de la Telemedicina y Telesalud en Puerto Rico”.

 

Consentimiento Informado para la Telemedicina

 

Será necesario que, previo a recibir los servicios de la telemedicina o telesalud, todo paciente suscriba una hoja de consentimiento informado expresando su conformidad a recibir los servicios.  Si el paciente no está de acuerdo en la utilización de los servicios de la telemedicina o telesalud, el médico o profesional de la salud no deberá proveer los servicios, ni facturar ningún tipo de cargo por el paciente negarse a la consulta.

 

El paciente mantiene la opción de aceptar o denegar el servicio en cualquier momento, sin que se afecte el derecho de recibir cualquier otro tipo de atención o cuidado médico o de salud por medio de la telemedicina o de la telesalud.  En caso de que el paciente sea un menor de edad, o persona declarada legalmente incapaz, este Artículo será aplicable a su custodio, tutor o representante legal.

 

Este consentimiento puede ser electrónico y debe estar documentado en el expediente del paciente. Además, el consentimiento debe incluir el riesgo de pérdida de confidencialidad inherente al uso de la tecnología.

 

Antes de comenzar la consulta, debe asegurarse de que su paciente consienta recibir el servicio mediante la modalidad de telemedicina. Desarrolle un formato específico para la telemedicina:

 

  • Corrobore que su paciente entienda los riesgos, beneficios y alternativas de la Telemedicina
  • Discuta con su paciente las ventajas, tales como un acceso más seguro o comodidad, frente a los riesgos y limitaciones que conlleva el uso de la telemedicina, a pesar de todas las medidas tomadas.
  • Analice la capacidad del paciente para el uso de la tecnología y para consentir el uso de la Telemedicina.
  • Previo a la consulta envié el consentimiento a ser firmado por el paciente por un medio que permita una comunicación electrónica segura y solicite que se lo devuelva firmado por la misma vía.
  • Si usted no puede enviar el consentimiento vía correo electrónico o su paciente no puede devolverlo firmado, considere solicitar al paciente que le confirme a través de mensaje de texto que el consentimiento fue discutido, que lo entendió y si lo autoriza.
  • Incluya en el récord médico copia del formato de consentimiento que utilizó como evidencia de los puntos discutidos.
  • En caso de que el paciente no consienta al uso de la Telemedicina, debe documentar en el expediente que ofreció el servicio y que el paciente no estuvo de acuerdo.
  • Documente que el paciente brindó su consentimiento previo a darle el servicio y que aceptó el uso de la Telemedicina, así como la divulgación de su información, aun entendiendo los riesgos y limitaciones al comunicarse a través de un medio electrónico.
  • En el caso de menores de edad o incapacitados, solicite la autorización por escrito de los padres o el tutor.
  • Al igual que todas las visitas con un paciente, debe documentar la consulta y el medio por la cual la llevó a cabo. Los requisitos son los mismos que para un encuentro cara a cara en el que necesita documentar el historial relevante.
  • Asegúrese de que está atendiendo al paciente correcto.

Archivo Digital